“No va a haber milagros, no los hemos prometido”

Ya comenté en un post anterior la estrategia de campaña llevada a cabo por el candidato de la oposición Mariano Rajoy. Como bien sabemos ya no es candidato de la oposición sino que es el nuevo Presidente del Gobierno por una ‘aplastante’ mayoría absoluta.

El actual presidente se presentó a dos candidaturas anteriores, en 2004 y 2008. Finalmente, ha sido en 2011 cuando ha podido saborear  la victoria. No ha sido una victoria cualquiera. Ha sido un triunfo con una derrota histórica de su contrincante. Una derrota que tendrá como consecuencia una reestructuración del partido–o eso sería lo recomendable bajo mi punto de vista-. Y todo ello sin hacer realmente nada.

Sin embargo, la cuestión que yo me planteo es si realmente es ética la situación que ha tenido lugar. Hasta qué punto es ético que un líder político que se ha presentado dos veces a la presidencia de un país y ambas ha perdido, se vuelva a presentar una tercera con una estrategia política ambigua, consistente en no mojarse en ningún tema, en no decir, en general, qué va a hacer con respecto a nada y centrado en ‘no movilizar al electorado de izquierdas’.

Sí, sé que es ético. No se ha realizado nada amoral, pero aún así me resulta cuanto ni menos cuestionable. Bajo mi punto de vista, la clase política existe porque son ellos los que teóricamente conocen lo que es bueno para un país y lo que no. Obviamente, con diversos enfoques, como hay en todos los aspectos de la vida. Por tanto, que una persona se convierta en Presidente de un país sin haber dicho nada sobre qué va a hacer, sin informar a los ciudadanos de lo que cree que es correcto y realizando el tipo de campaña que ha llevado a cabo me parece impactante.

Creo que la gran mayoría de votantes que ha conseguido el PP no son fruto de las políticas planteadas. Obviamente poseerá un electorado fiel pero no considero que hayan sido los que le han otorgado el triunfo, éstos seguramente votaron en elecciones anteriores donde hubo resultados diferentes. Según mi punto de vista, la victoria del Partido Popular se ha alcanzado a causa de un cúmulo de situaciones que se han vivido en el país: la crisis económica, las políticas del PSOE, el desencanto de la clase política… El contexto actual es el que ha ofrecido en bandeja la Moncloa a Rajoy.

Y ahora, una vez alcanzada la presidencia, ha llegado el momento de que muestre y demuestre por fin quién es y qué va a hacer. Se ha acabado tirar balones fuera. Se ha acabado evitar las preguntas incómodas. Finalizan las declaraciones confusas a los medios. Concluye la fase de críticas al gobierno y comienza la de actuaciones como tal. Ahora toca ver realmente a qué juegan los populares.

Espero de todo corazón que ellos sepan hacerlo mejor. “España no se puede permitir el fracaso de Mariano Rajoy” y es cierto. La situación española ha perdido el derecho a fallar una vez más.

“No habrá milagros, no los hemos prometido”. Usted no sólo no prometió milagros, no prometió nada concreto señor Rajoy. No nos dijo qué iba a hacer, no nos informó de los maravillosos planes de futuro que tiene para nuestro país. Aún así el electorado confió en usted. Por tanto, espero que, aunque sea en secreto, tenga la fórmula mágica para sacarnos de aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s