Querida tú: 10 Consejos para salir de una relacion tóxica

10 consejos para salir de una relacion toxica.jpgMe he decidido por fin a escribirte. La verdad es que llevo días dándole vueltas pero no sé, no me decidía. Y bueno aquí estoy, escribiendo por fin. Escucho Oasis mientras lo hago, por si te interesa. No te conozco ni tú a mí, pero siento la necesidad de ayudarte, de poner un poco de mi parte en la medida de lo posible. No lo consideres como una intromisión y, si lo haces, cierra y ya está.

Te escribo esto porque ambas iniciamos un camino. No fue juntas pero sí que fue el mismo. Yo he llegado al final (por lo menos de aquel) y te espero. Mientras tanto, quiero aconsejarte sobre las piedras que puedes encontrarte en él.

Lo que te voy a escribir no es un texto para leer y ya. Es un texto para interiorizar, para reflexionar, para aprehender poco a poco y hacerlo tuyo. Por ese motivo, tómate tu tiempo. Lee, reflexiona, cierra y vuelve mañana a leer lo siguiente. Si lo lees todo seguido sólo será un texto más, un cúmulo de información que en el momento te hizo pensar ‘ah sí, cierto’ y ya está.

Muchas de las cosas ya las sabrás, ya te lo habrán dicho. Otras muchas son fruto de mis reflexiones. También puede que estés rodeada de gente muy lista y que yo no aporte nada nuevo. Quién sabe.

En cualquier caso, este texto va dedicado a ti. A esa persona que ha perdido el norte, a la que se siente en medio de un huracán sin salida, a la que está en el pozo de la desesperación esperando a que alguien venga a tenderle una mano.

Bueno, empiezo:

1.Prepárate para la batalla

Realmente quieres salir de esta situación. Puede que no lo sepas, que todavía no seas plenamente consciente, pero créeme, tu ‘yo’ del futuro quiere salir de ahí. También sabe que lo harás. Pero prepárate para una de las batallas más difíciles de tu vida. Vas a pelear contigo misma. Esta va a ser la visión que inunde todo el artículo, desde el principio hasta el final.

Supongo que culpas a esa persona en sus múltiples formas: no te llama, no te deja las cosas claras, te hace caso a ratos, no te deja desengancharte, cuando tomas una decisión vuelve a aparecer, etc. Tú y yo sabemos que no es así. La situación en la que te has metido puede que haya sido generada por esa persona, pero tú has sido quien se ha metido ahí. Por eso mismo eres tú quien debe sacarse. Y por eso mismo es contigo con la que tienes que pelear.

La sensación de estar entre la espada y la pared (véase lo que hago frente a lo que sé que debería hacer) es tremenda y absolutamente incómoda y, sinceramente, todas aquellas personas que te echan la bronca por todo aquello que [finalmente] haces y no deberías, no saben lo que es eso. No quiero que luches contra ella, la idea es que cojas las riendas. Deja de pensar en lo que deberías y hazlo.

2. Hazte un plan

Te haces planes de estudio, te haces planes de dieta, semanales, de vida social… ¿por qué no con esto? Ponte objetivos. Pequeñitos. Chiquitines. Alcanzables. Muy importante: alcanzables. Necesitarás sentir que avanzas en cada mínima cosa que has evitado hacer. No es necesario que te pongas plazos si no quieres. Pero márcate un objetivo y pelea por él.

Ahora mismo eres drogadicta.

D R O G A D I C T A.

Con todo lo que ello conlleva. Espero que el repetirlo dos veces te haga reflexionar. Eres adicta a su olor, a sus llamadas, a su atención… ¿Sabes lo que mantiene en muchas ocasiones a las mujeres junto a los maridos que las maltratan? El arrepentimiento que pasan estos después. Es decir, cada señal de cariño es interpretada como un gesto positivo que genera esperanza de cambio, de mejora. Piénsalo.

3. La persona que eres

Realmente eres la persona que quieres ser. Mírate. Mira quién eres ahora. ¿Te gustaría salir contigo ahora mismo? Puede que al principio fueses muy simpática y agradable pero… ¿lo sigues siendo? ¿Realmente conseguís veros y no hablar del tema? ¿Consideras que puedes dar tanto como para estar en una relación? Reflexiona sobre esto.

4. Tu actitud

Cambia tu actitud. Claro, algo absolutamente fácil ¿verdad?

Sé que no lo es pero cree en ti misma tal y como creen los demás.

Hace poco vi un video se llama “Dear 16 year old me” y salen personas que avisan a su ‘yo del pasado’ de que no tomen el sol sin protección para que no cojan el melanoma que pasaron. Estoy absolutamente segura, y pongo la mano en el fuego e incluso me quemaría entera, de que tu YO del futuro sabe que saldrás de esto y cree en ti ahora. Tus familiares, tus amigos, toda la gente que te quiere y te dice cosas es porque considera que eres capaz.

Cree tú.

Dedícate 10 minutos y escribe todas las cosas que has conseguido que te hacen sentir orgullosa de ti misma. Respira hondo. Lee la lista cada vez que sientas que pierdes la batalla.

5. Escribe un diario

No es absolutamente obligatorio pero ayuda. Y está muy relacionado con otro punto que vendrá más adelante. Cuando estés hundida, cuando quieras hablar con esa persona, cuando te desbordes: escribe un diario. Dos utilidades: la primera es que te ayudará a desahogarte. Plasmar las cosas en papel te hace reflexionar y después te sentirás mejor. La segunda es a largo plazo y es que te servirá, si en un futuro vuelves a estar así, vuelves a perderte, quieres recordar quién fuiste, siempre estará ahí para contártelo de nuevo.

[Yo me grabé. Tengo varias grabaciones mías hablando de lo desesperada que estaba. No puedo volver a escucharlas.]

Además, aprovecha ese momento para plasmarlo TODO. Vacíate.

6. Evita el tema

No hables del tema. No pienses en ello.

Al principio te hablaba de la batalla que vas a librar contigo misma. Esta es la parte más dura pero también la más gratificante. Desahogarse… está sobrevalorado. Es decir, todo el mundo necesita hacerlo pero hay una línea muy muy muy extremadamente fina entre desahogarse y recrearse en las propias miserias.

Así, si has llegado al punto de creer que te va a explotar la cabeza, de casi ver cómo el humo te sale de las orejas de tanto pensar, de calificarte como obsesionada. Ha llegado el momento en que debes dejar de hablar del tema a tus personas. De lo que debería hacer, de lo que te ha dicho, de analizar cada punto, cada coma, cada tono de voz. Ha llegado el fin.

Cada cosa que pienses, escríbela en el diario. Elige un momento al día que dedicarás al tema. Una hora por la mañana, por la tarde, un poco cuando quieras pero no salgas de ese horario. Cuando vas al gimnasio, vas una hora y te vas. No te pasas todo el día haciendo gimnasia en cada lugar en el que estás: en clase, con tus amigas, en el trabajo… Sería curioso, pero no lo haces.

Cada vez que vayas a pensar en ello fuera del horario oblígate a pensar en otra cosa. OBLÍGATE. Si vas a ducharte, lee la etiqueta del champú, piensa en los azulejos. Me da igual pero PIENSA-EN-OTRA-COSA. Lo sé, suena poco tentador y motivante, pero créeme, funciona. Al final acabas enganchándote a otro tema por lo menos durante 5 minutos.

Ten en cuenta que esto es una batalla al tiempo (y a ti misma, que no se te olvide). Cada pelea será por evitar que durante 10 min no esté en tu mente. Porque ¿sabes qué? Lo que hoy son 10 minutos, mañana son 15 y pasado 20. Y al final, cuando vayas a sentarte a escribir, no sabrás que poner.

7. Apúntate a cursos

No hace falta ni que te gusten. Haz actividades. LO-QUE-SEA. Durante ese tiempo:

a)      Aprendes

b)      Distraes tu mente

c)       Mantienes conversaciones con gente

d)      Mantienes conversaciones con gente a las que no le vas a contar tu vida amorosa

Es decir, te aseguras un tiempo de distracción. 5 minutos ganados 😉

8. El fin del mundo

Por favor, por favor, no es el fin del mundo. Las personas solemos ser muyyy melodramáticas. Parece que vivimos en un culebrón constante. No veo la necesidad, la verdad.

A lo largo de tu vida has tenido fracasos, los has aceptado como tal y has seguido adelante. Pues lo mismo. No dejes que el miedo te domine. No hay ningún fin del mundo próximo, sí que conocerás a alguien como esa persona (y claramente mejor para ti), no acabarás loca, volverás a enamorarte… Todo forma parte de un todo. Nada se crea ni se destruye, solo cambia de forma. Lo que sientes ahora es sólo miedo, al que estas dejando que se apodere de ti a sus anchas.

Me refiero, el tiempo pone a todo el mundo en su lugar. Confía más en él. Estamos muy acostumbrados a que todo lo que quiero sea AHORA y sea YA. El McDonald’s ha conseguido la Mcdonalizacion de la sociedad pero los sentimientos siguen teniendo su ritmo. Y si tiene que pasar, pasará. Mientras tanto, ocúpate de otras cosas. Ten siempre presente que todo es finito, que es transitorio.

Esta es una de las más abstractas y no sé hasta qué punto uno es capaz de verlo a través de otra persona. Sin embargo, una vez que te das cuenta, una vez que abres los ojos y ves esta realidad, te sientes más libre y capaz de todo que nunca. Así que no sería mala idea que pensases en ello.

9. Abre los ojos

Hay un texto muy muy bueno que sale en ‘The Holiday’:

Lo que intento decirte es que entiendo lo que es sentirse el ser más pequeño, insignificante y patético de la humanidad y lo que es sentir dolor en partes del cuerpo que ni siquiera sabías que tenías. Y da igual cuántas veces te cambies de peinado, o a cuántos gimnasios te apuntes, o cuántos vasos de Chardonnay te tomes con las amigas, porque sigues acostándote todas las noches repasando todos los detalles y preguntándote qué hiciste mal o qué pudiste malinterpretar. Y cómo puñetas en ese breve instante pudiste pensar que eras tan feliz. A veces incluso logras convencerte de que él verá la luz y se presentará en tu puerta.

Hmmmm… Nadie va a abrir los ojos, ni va a ver la luz, ni nada similar. Y si hay alguien que tiene que hacerlo eres tú. No esa persona, desde luego. Te conoció cuando eras simpática y no se decidió. ¿En serio crees que lo hará ahora? Si has hecho el ejercicio del punto 3 te darás cuenta de que no.

¿Y sabes qué pasa? Que mientras tú esperas amablemente en el Muelle de San Blas a que abra los ojos, estas dejando que una parte de ti muera poco a poco.

Visualízate en tu entierro. Es duro. Pero alguna floritura tendrás que hacerle a esa parte de ti que está muriendo, ¿no? Por lo menos eso…

10. Las relaciones son fáciles

En serio. Créeme. Lo son. Las relaciones surgen entre dos personas para hacerse la vida mejor, para hacerse crecer, para hacerse felices, para disfrutar…

¿Te harías amiga de una persona tóxica?

¿Por qué quieres tener una relación así entonces?

Una vez que sales del agujero ves que hay gente en el mundo que está deseando quererte, que ansía adorar cada una de las cosas que tú consideras defectos. Cuando estás fuera  te das cuenta de lo mutilada que has estado viviendo y de lo poco con lo que te conformabas.

Deja que las migas se las coman los pájaros. Tú. TÚ. TÚ. Mereces algo más.

Yo lo creo y no te conozco… ¿Tú no lo crees?

Conclusión: ahora mismo vives con una camisa de fuerza y sólo tú puedes quitártela. ¿Cómo? si no tienes manos… Empieza a morderla cual roedor. Al principio será difícil y tendrás que tener paciencia pero, poco a poco la tela irá cediendo.

Mucho ánimo y mucha fuerza de voluntad.

Desde aquí un fuerte abrazo. Te sigo en la distancia.

Pd. ¿Sabes cómo acaba el texto de ‘The Holiday’?

Y después de todo eso y aunque esa situación dure mucho tiempo, vas a un lugar nuevo y conoces a gente que te hace recuperar tu amor propio. Y vas recomponiendo tu alma pedazo a pedazo, y toda esa época difusa, esos años de tu vida que has malgastado, empiezan por fin a desvanecerse.

Pues eso.

Beshitos!

Anuncios

4 thoughts on “Querida tú: 10 Consejos para salir de una relacion tóxica

  1. Hey esto es un gran poste. Puedo utilizar una porcin en ella en mi sitio? Por supuesto ligara a su sitio as que la gente podra leer el artculo completo si ella quiso a. Agradece cualquier manera. acegabebcckk

  2. Me gustaron algunas cosas que escribiste por acá y me alegro que escuches Oasis! Espero que tu gato este muy bien y que no repitas los viajes Limoges – London – Alicante jajaj, un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s